viernes, 1 de julio de 2011

LO QUE NECESITA SABER DE LA BIBLIA





LO QUE NECESITA SABER DE LA BIBLIA


Por: Norma Solis Zavala


Tomado de: La Verdad que Cambiará su Vida



VERDAD Nº 1: DIOS ES EL AUTOR DE LA BIBLIA


La Biblia fue escrita durante un período de 1.400 años aproximadamente, por más de 40 autores que provenían de distintos contextos históricos, geográficos y sociales. Entre sus autores encontramos pescadores (como Pedro y Juan), profetas (como Isaías y Jeremías), reyes (como David y Salomón), profesionales (como Lucas y Pablo). Todos estos autores escribieron bajo la guía o inspiración de Dios.


Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir (reprender), para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. (2 Timoteo 3:16-17, Nuevo Testamento)

Esta es la primera verdad que tiene que saber, Dios fue el autor, él inspiró o comunicó sus palabras a los escritores para que lo escribieran.

Extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: “He puesto mis palabras en tu boca”. Jeremías.1:9 (Antiguo Testamento)

Por lo cual también nosotros damos gracias a Dios sin cesar, porque cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes. (1 Tesalonicenses 2:13 – Nuevo Testamento)


Quizás se pregunte: ¿cómo Dios les comunicó sus palabras a estos escritores?... La respuesta la encontramos en la verdad Nº 2.


VERDAD Nº 2: EL ESPIRITU SANTO GUIO A LOS ESCRITORES PARA ESCRIBIR

La segunda verdad que tiene que saber es que Dios guió a estos escritores por medio de su Espíritu Santo:

Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. (2 Pedro 1:21- Nuevo Testamento)

Fue el Espíritu Santo de Dios quien los guio que escribir, uso a los hombres y dejo que expresaran sus pensamientos, sus emociones, y sin embargo por aquel método el Espíritu de Dios dominaba de tal manera que Dios dijo exactamente lo que quería decir.

La palabra “inspiración” significa “expirada por Dios”. Dios hablaba por estos hombres, estos hombres escribieron exactamente lo que El quiso decir. Son las palabras de la Escritura que son inspiradas, y no los pensamientos.

Por ejemplo, Satanás no fue inspirado a decir una mentira a la mujer en el huerto de Edén, pero la Biblia indica que mintió.

Son las palabras que son inspiradas. Cuando nuestro Señor Jesús fue tentado por Satanás en el desierto (San Mateo 4:4,7 y 10, Nuevo Testamento) dijo: “Escrito está,” citando la Palabra de Dios del Antiguo Testamento

Él respondió y dijo: - Escrito está: “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. (v.4)

Jesús le dijo: - Escrito está también: “No tentarás al Señor tu Dios”. (v.7)

Entonces Jesús le dijo: - Vete, Satanás, porque escrito está: “Al Señor tu Dios adorarás y solo a él servirás” (v. 10)

Aquellos hombres que escribían el Antiguo Testamento estaban proclamando lo que Dios tenía que decir. En Éxodo 20:1 Moisés escribió: “Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:…” Fue Dios que habló. Moisés escribió lo que dijo Dios.


LA VERDAD Nº 3: LA BIBLIA HABLA DE NUESTRO SEÑOR JESÚS

La tercera verdad que tiene que saber es que toda la Biblia habla de un mediador entre Dios y los hombres: Jesús.

… Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo Hombre. (1 Timoteo 2:5 – Nuevo Testamento)

El Antiguo Testamento es la sombra de lo que había de venir, aquí se dieron sombras y figuras del Mesías, se dieron profecías relacionados a su vida que se cumplieron en el Nuevo Testamento que es la realidad, la manifestación en forma humana de Dios hecho Hombre: Jesús.

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida. (San Juan 5:39-40 - Nuevo Testamento)

El Nuevo Testamento nos habla de Jesús aquí en la tierra, de su nacimiento, su vida, enseñanzas, muerte, resurrección, ascensión y también habla de su segunda venida a la tierra como Rey de reyes y Señor de señores.


Es a través de las Escrituras (La Biblia) que llegamos a conocer a Jesús. ¡Es Él quién nos da vida eterna! Y él único a través del cual tenemos acceso al Padre:

“De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda sino que tenga vida eterna” (San Juan 3:16)

Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. (San Juan 14:6)


VERDAD Nº 4: LA BIBLIA TIENE AUTORIDAD

No son hombres ni es la iglesia que le han dado esta autoridad a la Biblia, sino es Dios mismo. La Biblia tiene autoridad divina. La Biblia no solamente nos habla a nosotros, también tiene algo que decir sobre nosotros.

La Palabra de Dios, es la única que puede descubrir las verdaderas intenciones de nuestras acciones:

La Palabra de Dios es viva, eficaz y más cortante que toda espada de dos filos: penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. (Hebreos 4:12 - Nuevo Testamento)

La Biblia nos enseña, nos redarguye, nos corrige y nos instruye en justicia, con el único propósito de perfeccionarnos y prepararnos para toda buena obra:


Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. (2 Timoteo 3:16-17, Nuevo Testamento)


- Es útil para enseñarnos (la verdad): La doctrina de Dios, el Evangelio.

- Es para redargüir (convencer, refutar, reprender): Nos hace ver nuestro error.

- Es para corregir (Enmendar, advertir, restaurar):
* Nos restaura a un estado recto o correcto.
* Endereza lo que está equivocado o errado.
* Cambia al hombre, mejora la vida y el carácter

- Instruir en justicia (nos enseña los atributos de Dios): Nos señala el buen camino, nos muestra como es Dios

VERDAD Nº 5: ENTENDEMOS LA BIBLIA CON LA AYUDA DE DIOS

La quinta verdad que tiene que saber es que solo podemos entender la Biblia con la ayuda de Dios:

Era necesario que se cumpliese todo lo que estaba escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras. (San Lucas 24:44-45 – Nuevo Testamento)

Este versículo nos revela la existencia de dos grupos de personas:

- Los que leen la Biblia y no lo entienden.
- Aquellos que leen la Biblia y pueden comprenderla pero con la ayuda de Dios, en ese entonces con la ayuda de nuestro Señor Jesucristo, en estos tiempos con la ayuda del Espíritu Santo,

Sólo Dios puede abrirnos la Palabra para que la entendamos verdaderamente y esta labor la hace el Espíritu Santo:

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quién el Padre enviará en mí nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he enseñado. (San Juan 14:26)

Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. (San Juan 16:8)

El Espíritu Santo conoce los pensamientos de Dios y nos lo revela o da a conocer a nosotros:

Pero Dios nos la reveló a nosotros por el Espíritu Santo, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios, porque ¿quién de entre los hombres conoce las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Del mismo modo, nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido. (1 Corintios 2:10–12, Nuevo Testamento)

Cuando leemos o estudiamos la Biblia, tenemos que hacerlo con la esperanza o expectativa de que Dios nos ayude a comprenderla o entenderla con la ayuda de su Espíritu Santo.


VERDADA Nº 6: LA BIBLIA ES LA FUENTE DE NUESTRA FE

La Palabra de Dios (la Biblia) es la fuente de nuestra fe, para tener fe, necesitamos oír constantemente la Palabra de Dios:

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios. (Romanos 10:17 Nuevo Testamento).
En el libro de los Hechos se nos narra la historia de un hombre paralitico desde su nacimiento que había oído predicar el evangelio y tenía fe para ser sanado:

Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él los ojos y viendo que tenía fe para ser sanado, le dijo a gran voz: - ¡Levántate derecho sobre tus pies! Él salto y anduvo. (Hechos 14:9-10 – Nuevo Testamento)


VERDAD Nº 7: LA BIBLIA ES NUESTRO ALIMENTO ESPIRITUAL

Nuestro Señor Jesús dijo que al igual que necesitamos los alimentos para vivir, también necesitamos la palabra de Dios para vivir:

Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. (San Mateo 4:4 - Nuevo Testamento)

Los alimentos son necesarios para crecer y mantenernos en buenas condiciones, también necesitamos la Palabra de Dios para alimentar nuestro espíritu y crecer espiritualmente:

Desead como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación. (1 Pedro 2:2- Nuevo Testamento)

Dios quiere que lleguemos a la madurez espiritual, a la perfección de Jesucristo, y llegamos a nuestra madurez espiritual cuando conocemos a Cristo y su carácter se forma en nosotros:

… Pues por medio de él habéis sido enriquecidos en todo, en toda palabra y en todo conocimiento, en la medida en que el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros… (1 Corintios 1:5-6 – Nuevo Testamento)

… Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Así ya no seremos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina (enseñanzas de moda), por estratagemas de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error; sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es Cristo… (Efesios 4: 13-15 – Nuevo Testamento)


VERDAD Nº 8: LA PALABRA DE DIOS NUNCA VUELVE VACIA

La Palabra de Dios ejecuta, realiza o lleva a cabo la voluntad de Dios, y su voluntad es buena, agradable y perfecta:

… Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para lo cual lo envié. (Isaías 55:11 – Antiguo Testamento)
No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Romanos 12:2, Nuevo Testamento)

2 comentarios:

Elmer Pavon dijo...

Amen gloria a Dios 🙌🙌

Elmer Pavon dijo...

Amen gloria a Dios🙌🙌